¿Quieres tener seguridad para invertir?

Vea 5 elementos a considerar

¿Cuál es la mejor manera de acumular capital? ¿Cuánto debo ahorrar por mes para enriquecerme? ¿Cómo tener seguridad para invertir con racionalidad, sin correr riesgos excesivos que coloquen en jaque mis ahorros?

No existe una respuesta matemática para estas cuestiones, dado que cada perfil de inversionista tiene necesidades, capacidad de acumulación y objetivos distintos. Sin embargo, aunque no hay una fórmula definitiva sobre el tema, hay algunas prácticas que pueden ayudarle a encontrar sus propios caminos.

Con este post va a entender lo que debe considerar a la hora de planear la cantidad a ahorrar cada mes para alcanzar su independencia económica mediante una inversión inteligente. Eche un vistazo!

5 ítems a considerar para tener seguridad al invertir

1. Establezca sus objetivos

Antes de empezar a invertir, debe definir las razones por las que desea hacer crecer su dinero, por ejemplo, abrir su propio negocio, lograr la independencia financiera,  la compra de un nuevo hogar, etc.

Para darle un mayor control y mantener la motivación, los expertos recomiendan que lo ideal es tener cinco objetivos y separarlos para un periodo de logros en: a corto, mediano y largo plazo.

2 – Determine la cantidad que se va a invertir

Después de definir sus objetivos, debe hacer la estimación del valor de cada uno. Esto es necesario para establecer la cantidad a invertir y el plazo de aplicación.

Por ejemplo: si quieres comprar una propiedad de 200.000 dólares en 20 años, para ello, debes aplicar alrededor de US$ 834 mensualmente.

Recuerde que el dinero podrá ser invertido de una sola vez o todos los meses. Lo importante es que esté dentro de tu presupuesto y que puedas mantener tu meta.

Por lo tanto, lo ideal es a seguir una planificación financiera. Él hace el mapeo de tus finanzas y muestra lo que puede ser mejorado y cuánto tienes disponible para invertir.

3 – Entienda el mercado financiero

El conocimiento es muy potente en todos los aspectos de nuestras vidas, especialmente en las inversiones.

Hoy, hay una infinidad de opciones para invertir. Pero ¿cuál es la mejor opción para su cartera de inversión ? ¿Qué es lo más indicado para principiantes?

Para obtener estas respuestas, es fundamental aprender sobre aplicaciones financieras, tener nociones sobre economía y política.

Para ello, hay muchas películas y libros sobre inversiones. Muchos de ellos traen historias de inversores reales que comenzaron desde cero.

En las aplicaciones, básicamente hay dos tipos: de renta fija y variable. La primera consiste en un título público o privado, que es un préstamo de su dinero a una institución.

A cambio, recibirá una tasa de retorno, que a su vez, puede ser fija o variable, que se define en el momento de la compra.

La tasa fija es una rentabilidad fija, por ejemplo, 11% por año. Independiente de las condiciones del mercado, seguirás recibiendo exactamente esa remuneración hasta la fecha de vencimiento.

Mientras que la tasa variable se une a un índice de la economía. Por lo tanto, los rendimientos pueden variar según el rendimiento de estos índices. Si ellos suben, los retornos también aumentan y viceversa.

Las inversiones de renta fija son:

– Tesoro Directo.

– Fondos de inversión.

 

Las renta variable comprende inversiones en la bolsa de valores. Con ellos, no tienes un rendimiento fijo, o sea, retorno pasado no es garantía de rentabilidad futura.

Todos los días, el mercado está sujeto a variaciones. Básicamente, él refleja las expectativas de los inversores sobre las empresas y el país.

De acuerdo con las noticias transmitidas en los medios, los resultados de los balances de las compañías y la política, la bolsa de valores tendrá reacciones. Sin contar que el escenario externo también puede influir.

Así, es posible tener ingresos del 100% o del 0%. No hay manera de predecir. Entonces, el secreto es hacer buenas elecciones e invertir en conocimiento.

Las inversiones de renta variable son:

– Acciones;

– Contratos futuros;

– Materias primas;

– Fondos de Inversión Inmobiliaria;

4 – Conoce tu perfil de inversionista

Para averiguar las aplicaciones más adecuadas para empezar a invertir, es esencial conocer tu perfil de inversor.

En Internet hay muchas pruebas simples y prácticas en la que sabrás tu tolerancia al riesgo. Hay tres tipos de perfil:

– Conservador.

– Moderado.

– Impulsivo.

5 – Busque una institución financiera

Para empezar a invertir, es necesario tener una cuenta en una institución financiera.

Los bancos tienen pocos productos disponibles y ofrecen tasas de rentabilidad poco atractivas.

Por lo tanto, haga una investigación de los diferentes corredores y elija el que más le convenga.

 

Ellos le guiarán en todo el proceso de inversión a través de Internet.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*