Aprovechar los días de descuento

Conseguir lo mismo pero por menos precio ¿es posible o solo un mito? El asunto de los días de descuento es algo complejo y merece la pena prestarle un poco de atención.

Ciertamente, si sabemos cómo comprar, podremos conseguir aquello que queramos por un precio considerablemente menor al que se anuncia.

Para ello, hay que estar atento a las oportunidades que puedan surgir para optimizar nuestras compras. A continuación veremos algunos casos típicos de descuentos interesantes.

DESCUENTO PARA ESTUDIANTES

Para aquellos jóvenes y adultos que estén cursando sus estudios secundarios, terciarios o universitarios existen una serie de descuentos que vale la pena aprovechar. Desde el transporte público hasta las entradas de cine.

Para averiguar de qué manera podemos hacer uso de estos descuentos tan convenientes podemos consultar en la propia facultad. El centro de estudiantes puede que sea una referencia a tener en cuenta para estas averiguaciones. De no conseguirlo por ese lado, podemos preguntar en los departamentos de las carreras o referentes que se vinculen con atención al estudiante.

Por otro lado, conviene estar atento ya que muchos eventos se anuncian por sí mismo ofertando descuentos para estudiantes. Pensemos que si ofrecen un 20 o un 30% de descuentos sobre el total del valor de una entrada, la diferencia en el total puede ser muy considerable.

Por otro lado, para un joven que gusta de asistir a cines y teatros varias veces por mes, el costo anual que se ahorra es realmente alto.

Tarjetas de debito y credito

De un tiempo a esta parte los bancos han comenzado a ofrecer cada vez más descuentos por utilizar los medios de pago.

Tanto con crédito como con débito los bancos se hacen cargo de ciertos descuentos para lograr que sus tarjetas se inserten en el mercado de manera imponente.

Por lo general lo que se dispone es uno o dos días de descuento por rubros. Por ejemplo, los miércoles para compras en shoppings y los viernes en restaurantes.

En tal caso puede que convenga aprovechar estos días para hacer las compras que debemos hacer, logrando un precio interesante y atractivo.

Para tener en cuenta: los débitos y los créditos, pasado el horario bancario suelen entrar al sistema el día siguiente. Por ello conviene chequear que los reintegros se hagan efectivos y, en caso de que no sea así, contar con la factura o ticket con la fecha para comprobar el gasto en el día determinado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*